El cine.

EL CINE

Históricamente se ha marcado el 28 de diciembre de 1895 como la fecha de su nacimiento. Ese día en el Gran Café del Boulevard de

los Capuchinos, en París, Louis y Auguste Lumiére realizaron la primera proyección de cine: fueron 10 o 12 pequeños

documentales que dieron inicio a lo que ahora conocemos como arte, industria

espectáculo; una combinación entre ciencia y reflectores, fama y fortuna.

Técnicamente el cine es una proyección sucesiva de fotografías impresas sobre

una cinta, ¿entonces por qué no percibimos una serie de fotografías, sino

imágenes en movimiento? Esto sucede debido a tres elementos que nos

ayudarán a saber qué es el cine: la fotografía, la proyección y la persistencia de

la visión.

LA FOTOGRAFÍA

Basándose en el mecanismo de la cámara fotográfica, se concibió un aparato que tomara fotos a mayor velocidad. En esta etapa de la

invención del cine, el objetivo principal era apoyar con imágenes algunas investigaciones sobre motricidad,

principalmente realizadas por un científico llamado Eadward Muybridge.

La cámara para cine, en principio, tiene la misma función que una

cámara fotográfica: tomar fotos fijas; la diferencia es la cantidad de

fotos que se necesitan para hacer cine (en principio fueron 16 y ahora

24 por cada segundo de proyección).

Un momento importante fue la creación de la película de 35 milímetros

(por T. A. Edison). William Dickson --ayudante de Edison--

inventó entonces el engranaje de la cámara, y dentro de ella corren de

122 a 305 metros de película que se enrollan después de

utilizados. Este engranaje es el mismo que se usa en nuestros días.

 

LA PROYECCIÓN

Una vez que se logró tomar imágenes a gran velocidad (24 por segundo), se requirió de un aparato para proyectarlas.

En un principio se creyó que el cine no sería un espectáculo exitoso, por lo que los primeros aparatos eran de uso individual.

El interés de la gente por las exhibiciones marcó la pauta para la invención del proyector.

Éste es un aparato con engranajes y poleas, que hacen avanzar la película frente a una lente en un movimiento de alto y avance.

Cada fotograma (nombre que recibe cada fotografía en cine) se detiene frente a una lámpara durante 1/24 segundo.

Después el obturador (un disco con perforaciones que en forma alterna bloquean y dejan pasar la luz) impide que entre la luz, mientras

el siguiente cuadro se coloca en su sitio.

Durante la proyección de una película, el obturador del proyector

bloquea la imagen aproximadamente el 50% del tiempo, por ello cuando

vemos una pelicula estamos frente a una pantalla en blanco la mitad del

tiempo. En una cinta de dos horas vemos 172,800 fotografías (cantidad

que resulta de multiplicar 24 fotogramas por segundo, por 60 segundos

por minuto, por 120 minutos), pero el obturador del proyector habrá

bloqueado la luz aproximadamente una hora.

En ese lapso vemos las imágenes grabadas en la retina: esto lo podemos entender si conocemos la persistencia de la visión.

PERSISTENCIA DE LA VISIÓN

Esta "imperfección" (persistencia de la visión) permite retener las imágenes en el momento de percibirlas, y que el ojo las vaya hilando

para crear la ilusión de movimiento.

El proyector de cine pasa los fotogramas con tal rapidez, que no podemos detectar el cambio de uno a otro.

Si observamos la secuencia fotográfica de una película, encontraríamos que se compone de un fotograma, una pequeña línea negra y

otro fotograma. 

Entre estas imágenes sólo se registra una pequeña modificación, porque recordemos que una cámara de cine toma 24 fotos por

segundo.

Ahora sabemos que,desde un punto de vista técnico, el cine es resultado de la

combinación de la lentitud del proceso visual y del movimiento rápido de una serie

de fotogramas impresos sobre una cinta, pasados a través de un proyector.

De alguna forma cada película que vemos es una ilusión óptica.